miércoles, 25 de abril de 2007

Primeros días en Portugal: un balance y una encuesta

Muy queridos míos.

Este va a ser mi primer post portugués, una semana después, retransmitiendo en directo desde Lusitania. En estos días ha habido de todo. Quizás lo peor fue el gran susto del sábado, cuando mi tarjeta de crédito dejó de funcionar. Y así sigue. Después de dos horas de gran crisis, acabé acordándome de que me habían enviado mis amigos de BBVA una tarjeta de débito que no había activado porque creía que era un error. Gracias a la línea 24 h pude activarla y empezar a usarla... pero para ese momento ya me habían avanzado 3 mm las entradas y me habían salido siete canas más en la barba. No sé si también responde a este susto o no... pero me empiezo a encontrar patas de gallo. En cuanto sea capaz de ir al Carrefour me pasaré por la sección de belleza masculina, a comprarme un kit de chapa y pintura facial.

De lo que me he dado cuenta es de lo difícil que es encontrar a un jefe aquí. Creo que he llegado en un momento de mucho estrés. Eso puede ser bueno o malo. Supongo que será bueno cuando quiera escabullirme antes del trabajo. De hecho, creo que podría pasarme los próximos dos años en Murcia y no se darían cuenta. Tengo que pensarlo. Por otro lado tiene su lado peligroso: después de una semana aquí, aún no sé en qué proyecto voy a empezar a trabajar. Bueno, hoy he tenido la primera noción: voy a pivotar entre tres proyectos (bien, bien, me encanta, así, así, para poder centrarse bien).

En cuestiones más banales, de momento he cubierto parte de lo más esencial, a saber. Tengo móvil portugués (available upon request). He comenzado mi curso de portugués avanzado en el laboratorio. Mi compañero de despacho no ceja en su empeño de hablarme en portugués, portugués profundo, y yo ya me empiezo a atrever a responder. Últimamente mezclo demasiados idiomas, hasta tal punto que llegué a responder a mi jefa en francés. Y ya no me pierdo tanto cuando cojo el coche. Aunque sigo sin saber llegar al Carrefour, a pesar de que lo puedo ver desde la ventana de la residencia. Os prometo para dentro de poco habrá dos posts especiales dedicados, uno al Mercadona de Oeiras y otro a esas maravillosas palabras del portugués que hacen más agradable la vida cotidiana.

La residencia no está del todo mal. Tengo una habitación grande con mi propia cocina, pero cuesta una pasta gansa. Todos los días limpian, cambian las toallas y el jabón del baño y sacan la basura de las papeleras. Pero huele a humedad, está en el culo del mundo (en un jardín, en una finca, rodeado de árboles y pastos, en el mismo campus que el centro donde trabajo).

Y aquí viene lo más importante: sigo sin tener piso. De momento no debe preocuparme mucho, porque aún no he empezado a buscar. Eso sí, tengo la excusa de que en estos días he tenido otras muchas preocupaciones, no científicas en su mayoría. Necesito vuestra ayuda. ¿Dónde vivir? Se abre la encuesta pública.

La playa de Sto. Amaro, en Oeiras.

Os expongo el caso. Yo me venía aquí con la idea/intención de vivir en Lisboa. Después de preguntar a la gente del laboratorio, me dí cuenta de que la mayoría viven en Oeiras. Está más cerca del trabajo y es más tranquilo. Cuando menciono que quiero vivir en Lisboa la gente me mira como si estuviera loco. Sólo dos de las chicas viven en la capital.

A ver, de Oeiras a Lisboa hay 15 Km. Por la autovía se tarda un cuarto de hora, sin pisarle mucho. Por cierto, son 0,50 Eu. de peaje. También se puede ir por la carretera de la costa, la Marginal, pero se tarda más, unos 30-40 min. si no hay mucho tráfico. En atravesar Lisboa, desde la entrada de la autovía, hasta el mismo centro, si no te pierdes, se tarda unos 10 min. con tráfico normal. Y aparcar dicen que es difícil, pero sobre todo dependiendo de la zona. Ayer, en el centro, en la zona de marcha, aparqué en unos 20 min., que es algo comparable a lo que tardaba en Murcia.

Una callecita del Bairro Alto de Lisboa.

Respecto a las ventajas de una y otra... pues Lisboa es una ciudad, y tiene cosas de ciudad, es decir, una Fnac, centros comerciales, teatros, cines, bares, discotecas y muchas zonas por las que pasear o visitar. Pero sobre todo, tiene ruído en las calles, hay tráfico, la gente se pasea, compra, vive. Oeiras es como un pueblo fantasma del salvaje oeste. Sólo te encuentras a gente alrededor de los supermercados o en la playa. No hay opciones de ocio, que ya las he buscado. En realidad, lo único que me llama la atención de Oeiras es la playa, que está a unos 20-30 min. andando del centro. Pero tiene la ventaja de que se puede ir andando al trabajo.

Un tranvía de Lisboa.

Así que, espero vuestros consejos para inclinar la balanza. Pero daros prisa... ¡que tengo que empezar a buscar casa ya!

Ah!, y perdonadme si no respondo los correos o no devuelvo las visitas al blog, pero ahora mismo no tengo conexión de internet fuera del trabajo y me falta tiempo para hacer todo eso. En cuanto tenga piso y conexión propia, prometo responder cortésmente a todos.

Muchos besinhos!!


11 atrevidos comentarios:

Peibols dijo...

Jo, que guay!
Me recuerda a mi llegada a Londres!

Mi consejo? Lo más barato.
Sísí, pueblo fantasma, pero si tienes más pasta es mejor. Porque si vives al lado de la Fenac pero no te llega para comprar nada, me dirás tú de que te sirve!

Me ha matado lo de los 15 kms en 15 minutos...

Meg dijo...

Yo también opto por lo más barato. Así te lo podrías gastar en Lisboa cuando quisieras.

Pero tienes que valorar ambas opciones:
OEIRAS
1. El alquiler será más barato
2. Al no utilizar el coche para ir al trabajo no pagarás mucha gasolina ni el peaje todos los días
3. Probablemente las casas sean más grandes
4. Hay un carrefour cerca
5. Lisboa está al lado
6. No te saldrán canas al intentar aparcar cada noche
7. Será un sitio tranquilo para vivir, sin agobios de ruidos y esas cosas

LISBOA
1. Pues es una capital europea, con un montón de servicios
2. No está tan lejos del trabajo, llegarías pronto
3. Podrías salir cada noche a ver el ambiente
4. Es más cosmopolita que el pueblo
5. Hay buena oferta de ocio (en portugués, jeje)


Mira bien los pros y los contras de cada cosa y elige lo que tú quieras.
2.

Sr_Skyzos dijo...

Tú haz lo que tú quieras, pero:

a) Te recuerdo lo bien que te lo pasabas aparcando en Murcia cada vez que salías del trabajo...

b) Te recuerdo que lo más parecido a ocio en Oerias es el Carrefour...

No dirás que no te dejo las cosas claras, ejem.

Shepperdsen dijo...

Me encanta que os mojéis.
Quiero frases como "ni de coña viviría en ese pueblechuzo" o "estoy hasta la p*lla de pasarme horas aparcando, vete al pueblo".
¡¡Una solución quiero!!
Thanks, anyway...

Anónimo dijo...

Si te puedo ser sincero yo me iria a Lisboa, tienes opciones de todo tipo, oportunidades para ir a la piscina, cine, yoga, gimnasio, teatro, clases de portugues en un bar con un colega que esta al lado mas solo que la una y que le da por hablar, puedes ser anonimo y no tropezarte a toda la peña con la que trabajas y si tienes un bad-hair day un finde nadie tiene por que enterarse, y un largo etcetera. Ahora necesitas de ellos para aprender no tan solo el idioma sino de la manera que las cosas funcionan alli, los truquillos, lo buenos restaurantes, los mejores mercados, tapas baratas, etc... Ademas de trabajar, estudiar e investigar recuerda que tienes que VIVIR y apesar de tu canas y entradas todavia eres joven-ish para disfrutar.
En mi humilde experiencia cuando vine a Londres, la oportunidad de interacionar con gente era enormente apreciada. Incluso fui a clases de salsa, yoga, hablaba con to kiske, iba a la piscina y al gimnasio para asi aprovechar la oportunidad de conocer gente, hablar, tomarte copas, saber de curiosidades de otra cultura que no estan en ningun sitio y que tan solo la gente local te puede explicar.
Una vez que ya controlas el idioma y las pequeñas idiosincrasias de otra cultura ya te puedes perder si te apetece.
Amen
SAN

Juan dijo...

Qué es eso de los códigos HTML. ¿Alguien tié estudios web por aquí? Que se cuente cómo utilizarlos!!

Ains. Qué dilemas. Qué te pueo desil. Yo creo que el tema es que veas el rollo que hay en Oeiras. Igual en Oeiras hay un güevo peña del friquituto en el que te has metido, y hacen barbacoas, botelleos, bacanales, etc. Y eso viene muy buen para dar respiro a toda mente investigadora que quiera evolucionar.

Y lo mismo se montan en los coches los fines de semana, se van de marcha por Lisboa, se recogen a las tantas, los domingos entre resaca y resaca pués quedar a comer con la peña, etc.

Entonces: si te apetece relacionarte con la gente del instituto, quédate en Oeiras.

Si por el contrario, te apetece llevar una vida más independiente del trabajo, chapar a las 5, irte al cine, a escuchar fados, a emborracharte, o a lo que sea, pues tío, vete a Lisboa. Evalúa los gastos extras: gasolina, peaje, alojamiento, y mira si te compensa.

El caso es que estés contento y elijas el ambiente en el que vayas a disfrutar más.

Muy bonicas las fotos. El tranvía es un poco cochambroso. Espero que haya pasao la revisión de los frenos.

El barrio mola. Me gustan los fados. A ver si voy p'allá y me paseas.

Sr_Skyzos dijo...

Yo tendría en cuenta la opinión de SAN, paradigma del exiliado integrado al 100 %... Ahora, no te quiero ver casándote con un oriundo de allí, ¡que estamos prometidos, te recuerdo!

Shepperdsen dijo...

¡Se agradecen los comentarios! ¡Al fin alguien se moja!

*Dear San, I totally agree with you, pero estos pendejos oeiranos me hicieron dudar con su manera de ver la vida pasar o su dejar pasar la vida, nu sé.

*Dear JuanPes, ¿qué son unos litros de gasofa, cuando se comparan con la inmensidad del océano?

*Dear Sr.Skyzos, no olvido nuestro compromiso. Soy un hombre de palabra.

De momento gana Lisboa...

Negro-viejuno dijo...

Yo para vivir viviría en Oeiras y los fines de semana cogía el coche y me iba a Lisboa a disfrutar del entertainment. Así entre semana tranquilico descansando después del trabajo y ahorrando pelillas y el viernes por la tarde a pasar la tarde-noche a Lisboa y el sábado y domingo el coche y a pasar el día a Lisboa.

Helenita dijo...

Hola,
No nos conocemos de nada y paseando por estos lugares me encontré con tu blog... resulta que hay una opción de murdarse a Lisboa y me he puesto a ver que opinaba la gente sobre esta ciudad, el tema de la vivienda, de la calidad de vida...
Ya que has pedido opición yo te diría que sin duda alguna te fueras a vivir a Lisboa porque allí puedes hacer de todo, desconectas del trabajo, de tus compañeros y se pueden hacer nuevas amistades.
He vivido en Los Angeles, Chicago, Nashville, Belfast, Barcelona, Valencia y ahora vivo en Durham (n.Este del R.Unido)y mi experiencia me dice, que es mejor vivir donde esta todo a mano porque te mantiene activo y te sirve para desconectar del trabajo. No sé tú, pero a mi no me gustaría que mi compañeros de trabajon supieran quien eres, donde vives y a que dedicas el tiempo libre...

Oscar dijo...

Yo he estado hace dos años en Lisboa, y me parece un lugar muy agradable para vivir, tampoco podría hacer comparaciones porque por desgracia no he viajado la suficiente por el mundo, pero desde luego he observado que Lisboa hay buen nivel de vida, hay muchas opciones de ocio, compras, un clima agradable, bellos paisajes en las afueras, buena comida y buena bebida, no es tonteria irse a vivir allí en mi opinión, muchos veían a Portugal como pais atrasado, pero no es así, también allí hay buen nivel de vida, la renta per capita en comparación a España es algo menor, no se ve mucha diferencia,pero el nivel de vida también es bueno,además un pais muy bello de visitar y conocer.