miércoles, 10 de octubre de 2007

El estrés (y los micrófonos)

¡Madremía, madremía...!

Vaya estrés de semana. Que te den responsabilidades en el curro puede llegar a dar muchos problemas. Problemas que darían (y todavía darán) para unos cuantos posts, a pesar de que me prometí no dar mucho la brasa con cosas de trabajo en el blog...

Ha sido un mes y medio de muito trabalho para tener resultados que enseñar a los jefes y a la comunidad científica. Y aún más trabajo para conseguir que parecieran de lo que en realidad son. Y todo culminó ayer con una presentación ante los jefes, que quedaron muy contentos... ¿Que porqué no he escrito más estos días? Porque hasta la tarde antes de la presentación estábamos los cuatro que trabajamos en el proyecto cambiando cosas, viendo errores y cambiando los colores. Y que incluso después he estado haciendo modificaciones para la versión "definitiva".

Tentado estuve de volver a montarla haciendo otra demostración de que lo mío no es el bacalhao... Como ya hice en la tesis (inconscientemente) con esta gráfica:


Y para que os hagáis una idea de cómo estaba la tarde de antes, acabé cantando esto al llegar a casa, mientras ensayaba el speech:




Y ahora a seguir...

4 atrevidos comentarios:

Nils dijo...

¿Y lo cantaste afinando?

coxis dijo...

You like me so much
You like me so much You
Sooner or Later I will be yours
Mine you will be

Meg dijo...

Lo de los colores es simplemente porque quedan bonitos, seguro.

Arwen dijo...

¿Con gorgoritos y todo cantaste? Y luego ¿los incluistes en la presentación del curro? Porque eso sí que tendría mérito ;)
Al menos todo fue bien, ¿no?