Una de las cosas que más asustan al español medio cuando sale de la piel de toro es enfrentarse a una realidad alternativa en la que no hay patatas con alioli, marineras o tortilla de patatas. Cuando vine a Portugal pensaba que el choque cultural no iba a ser muy grande. Por un lado está la reconquista comercial del país vecino, ¿callada y sutil?, y por otro que compartirmos península y uno se piensa que, al menos a estas alturas, las fronteras están por accidente y que casi, casi, somos la misma mierda.

De todas las diferencias que he ido viendo, una de las que más me llama la atención es que en Portugal no hay pipas. MariCarmen, ¿tú tienes pipas? Pues dame dos bolsas. Aquí las pipas sólo se dan de comer a los pájaros (claro, sin sal) y sólo los viajados o los que viven cerca de la frontera con España las conocen.

Una madrileña que pasó en el laboratorio unos meses tuvo la ocurrencia de traer pipas (¿se considerará contrabando?) y dejar un par de bolsas en la biblioteca en el espacio reservado a los chocolates "de interés común". ¡Gensanta, qué éxito!, teníamos a todos los becarios pasándose por el despacho cada cinco minutos a coger un puñadico. Y claro, estas cosas son así, que los que se reían de mí porque no había comido altramuces antes de estar aquí, ahora se comían las pipas con la cáscara y todo. Incluso alguna, en un arranque de amor propio decía "¡Es que a mí me gustan más con cáscara!".


Pero para demostrar que a pesar de todo no somos tan diferentes, anoche tuvimos una sesión de "comer pipas", metafóricamente hablando. Reunión clandestina de becarios. Dos chicos (un portugués y un servidor). Seis chicas. Muchos compañeros y jefes por criticar. Gensanta, ¡qué miedo!. Al final de la noche incluso se recapituló todo lo comentado, se pasó lista, se vió que una elementa del laboratorio no había recibido su ración y se le dedicaron unos minutos.

Dos cosas saco en claro. No somos tan diferentes. En España y Portugal, cuando se juntan dos personas, se habla mal del resto. Además, el volumen de maldad es proporcional a la cantidad de personas que se reúnan, y más aún si son mujeres. Y la otra cosa: no me pierdo ni una cena más, que paso de ser criticado de esa manera.

19 atrevidos comentarios:

Nils dijo...

Yo prefiero los altramuces, aunque en andaluz le quitamos la 'r' jejeje Están tan ricos!!

Pasaelmocho dijo...

¿Y han descubierto ya que:

- hasta que no se acaba la bolsa, no paras

- cómo se queda la lengua cuando abusas de las pipas con sal

?????

Vivan las pipas.
Viva Laisa.

Meg dijo...

Me ha encantado el final: no me pierdo ni una cena más que "aluego" me critican...

Lo mejor de todo es la camaradería que se forma en el grupo.

Cuando vaya a verte te llevaremos unas cuantas bolsicas de pipas.

Shepperdsen dijo...

* Dear Nils, yo a los altramuces no les veo la gracia, la verdad. Donde se ponga una buena bolsa de pipicas con sal...

* Dear Mocho, es que fue así, hasta no acabarse las bolsas de pipas teníamos la transhumancia al despacho. Y claro, asín no hay quien se concentre.

* Dear Meg, es que usted no estaba allí, que vaya forma de rajar y rajar. Qué miedo da pensar lo que dirán de uno. Y lo que ya habrán dicho.

Peritoni dijo...

Definitivamente a ese corrillo de porteras criticonas le faltaron las pipas, y ya puestos el braserico.

Reputada dijo...

En mi pueblo los altramuces se llaman chochos y qué cosa tan rica con una cervecita o paseándote por un mercadillo, ahora bien unas buenas pipas con sal, que se te ponen los morros como un manojo de negros cantando only youuuuuuuuu, qué cosa tan buena.
Yo tenía un amiguete que decia que a una cena de curro no se puede faltar nunca jamás que te ponen de hoja de perejilllllllllllll

gesualdo dijo...

En mi pueblo los altramuces tambien se llaman chochos, pero dado que me temo que buena parte de los lectores del blog sean tirando a un poco bastante mariquitas es mas que probable que el interes por comer chochos sea mas bien escaso.

Saludos

Sr_Skyzos dijo...

Chochos de monja los llaman en Murcia a los altramusssssses.

Me parece que en vez de hojas de limón para hacer paparajotes, en el próximo viaje me llevo dos kilos de pipas.

Y mira, ocho comentarios en un post de cotilleo "Aquí Radio Patio, está pasando, te lo estamos contando"... Si es que somos víboras, y cuando nos ponemos trascendentales, la gente pasa.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Pipas Facundo "blanquillas", y no digo más.

la nena dijo...

En mi pueblo tambien se llaman chochos....

Y en inglaterra algún desaprensivo me llamaba little parrot por comer pipas como su loro... Funckin' bastard?

Ps. Recibio my last email?

la nena dijo...

Donde he puesto Funckin bastard?
debe poner FUCKIN BASTARD!!!!!!

que es viernes y acabo de limpiar el cuarto de baño....

Arwen dijo...

Me gustan por igual pipas y altramuces, y, Nils, no le quito la 'r', aunque soy andaluza...
Shepperdsen, me encantan tus conclusiones, aunque no sé si por ser mujer critico más que un hombre, que conozco a cada uno...
Y ya sé qué llevarte si acabo pasando por Lisboa algún día (que digo yo que tendré que volver, hombre ya).

Carrambaboy dijo...

¡Pero que ricas las pipas para una tarde de domingo!. Tendremos que exportarlas como el jamón iberico, porque quien las prueba luego repite, como los que pasan al lado oscuro je je je.
Y cuando se te acaben te pasas por el Super del El Corte Inglés de Lisboa porque alli las puedes encontrar.
Y visto que todos los que visitan este blog "entienden" de la vida os invito a visitar el mio, que no esta tan concurrido porque es nuevo pero he colgado a los Dioses del Estadio, que comer, no se si comen pipas, pero están para comerselos. "www.carrambaboy.blogspot.com".

coxis dijo...

pues si quedais para despellejar a la gente ajena las pipas sin sal vienen mejor, así no se sube la tensión tanto...

Queremos pipas Mateo

Mr.Celofan dijo...

A mí cuando como pipas me pican la nariz y los labios.

Prefiero los chochos a los altramuces.

Shepperdsen dijo...

* Dear Peri, la verdad es que con lo que han caído las temperaturas, un brasero no nos vendría naaada mal.

* Dear Reput & Gesualdo, ¿¿chochos?? ¿¿a cuento de qué?? Pues no es que yo sea un experto, pero recordarme, recordarme... no me recuerda... Es cierto, a los compañeros no se les debe dejar conspirar, que te la montan enseguida. Y tener las orejas pitando es desagradable...

* Dear Skyzos, la gente es cotilla, en España y aquí. Sobre todo ellaaaas. :P

* Dear Cayetana, ¿blanquillas? ¿como las peras? Muy fuer.

* Dear LaNena, ni caso, ni caso a los ingleses. Ni a los alemanes. Mucho menos a las alemanas, que son malvadas, pérfidas y sibilinas del todo. Creo que soñé que le contestaba al mail, así que voy a retomar el tema...

* Dear Arwen, no sé si por ser mujer (muchos gayses también tenemos porqué callar al respecto), pero las que estaban allí reunidas eran maaalas (como Muriel). Pásese por Lisboa, pásese, que está muy bonica.

* Dear Carrambaboy, bienvenido! Eso es promoción, sí señor... ¡quitarme a la clientela ofreciendo cuerpos musculosos desnudos! Lo mismo yo también paso de las pipas y me voy con los cuerpos ;).

* Dear Coxis, pero es que con sal están mucho más buenas. Y nada de las mezclas esas raras de pipas picantes... :S ¿Pipas Mateo?

Shepperdsen dijo...

* Dear Mr.Celofán, esa alergia míresela, no vaya a ser que un día le dé un susto :P

MM de planetamurciano.tk dijo...

Y dale con la maldad de las mujeres....Como si la historia del mundo no demostrase kien está detrás de los mayores genocidios...¿ Eran hombres o mujeres?
A mí amiga María de Bélgica le mandé una bolsa de pipas y me contestó un correo diciendo ke no le gustaban porke estaban muy duras....¡¡ Se las había comido enteras, con cáscara incluída!!

coxis dijo...

pipas Mateo eran las que yo comía en mi tierna infancia en los cines de verano verbigracia Brasilia