domingo, 11 de enero de 2009

El espíritu navideño (ironic mode-on)

Este año voy a ostentar el dudoso honor de batir un récord: el post de crónica de vacaciones de Navidad, Año Nuevo y Reyes más tardío de la blogosfera. Pero es que estoy en plan perro, muy perro, ustedes me comprendan.

Tengo que reconocerlo, a mí la Navidad no me ha gustado de nunca. Bueno, cuando era un crío inconsciente sí, pero estamos hablando de antes de saber que los Reyes eran los padres. El espíritu de las fiestas lo redescubrí en los últimos años, en los que ha coincidido que el periodo pre-navideño lo he tenido que pasar fuera de Murcia por cuestiones laborales. Primero Madrid, luego Toulouse, ahora Lisboa... En esas ocasiones se vuelve a casa con ilusión y turrón debajo del brazo.

Esta vez no fue menos, volvía yo con toda mi ilusión, con algunos regalicos en la mochila. Mamá, mamá, he comprado que... La primera en la frente: descubro que me han robado en el Aeropuerto dos quesos que traía para la familia y una camiseta que traía para el Sr.Skyzos. Para más inri, de la camiseta dejaron el envoltorio. Vaya una puta mierda de espíritu navideño, ¡coño ya!

Y si la cosa empezó mal, fue a peor. Esta vez me fui en avión para evitarme el éxodo con el coche. Problema: me he pasado las vacaciones a expensas de que me llevaran y me trajeran o de coger transportes públicos (sic, había olvidado a qué huelen los sobacos que huelen, ¡vaya que si huelen...!).

Además, en mi casa las fiestas siempre han sido un poco tristonas. No somos una gran familia bien avenida que se reúna en las fechas señaladas con grandes festejos. Más bien al revés, nos solemos juntar sólo el núcleo familiar más allegado, y a veces ni eso. Mi hermana suele tener guardias en Nochebuena o en Nochevieja, por lo que en estas cenas podemos ser entre cuatro y nueve personas.

En los últimos años mi hermana había conseguido librar en Nochebuena, por lo que éramos nueve a la mesa, y mis tres sobrinos dan bastante caña, la verdad. Tener una sobrina en la edad del pavo que no se calla ni debajo del agua y un sobrino rebotao que cena con gorro de lana underground y piercing en la ceja le da vidilla a estas reuniones. El año pasado me gané una mirada gélida de mi madre cuando defendí a mi sobrino por haberse puesto el piercing y dije que lo mismo me ponía uno (ains, si ella supiera lo que llevo en el pezón izquierdo...).

Este año en Nochebuena mi hermana trabajó y cenamos sólo mis padres, mi hermano y yo. Sin mis sobrinos poniendo un poco de alegría, la cena fue rápida pero dolorosa. Cenamos frente a la tele, y me tocó soportar los comentarios fachas y plurifóbicos de mi hermano y las apostillas de mi madre. Mi padre es un bendito que se está ganando el cielo. Los jodíos no se callaron en ningún momento hasta aparecer en la tele JuanaCar the 1st a dar El Mensaje, hay que joderse. Tós callaos como ovejicas oyendo las mismas tonterías de todos los años.

Y yo allí, el hijo bolchevique calladico, tragando carros y carretas para no romper la armonía familiar. Pero llegó un punto en el que me dieron ganas de mandarlos a todos a la mierda. Qué feo está eso en Nochebuena, ¿no?. Y justo coincidió con la aparición estelar de la cabeza visible y travestida de la iglesia católica apostólica y romana: el Papa PacoClavel... digooo Benedicto the XVIth.

  • Locutora: El Papa Benedicto encendió desde su ventana el cirio, dando inicio a la Navidad.
  • Shepperdsen: El Papa Benedicto debería meterse el cirio por el culo y dejar de joder la marrana.

Uys, no lo dije, no lo dije, mira que no lo dije, pero con qué ganas me quedé... Recité mi mantra: paz y amor, paz y amor, paz y amor... ¡Mamá, ponme vino, que me pierdo!.
Y claro, tanto tragarme bilis, tanto tragarme bilis, empecé a sentirme malamente y acabé vomitando la cena. Toma ya, pata de cabrito de a nosécuántos euros el kilo y media docenica de gambas cañería abajo. Primera juerga de la Navidad, abortada. Esta noche no se sale.

Juzgaréis que soy malvado y que estos malos sentimientos en fechas tan señaladas van a hacer que me pudra en los infiernos sin más solución... pero debo decir en mi defensa que quien a los suyos se parece, honra merece. Yo no soy el único en mi familia que tiene pensamientos maléficos de este tipo. Estas cosas son genéticas. Os lo digo yo, que entiendo del tema. Para muestra, una perla materna, que fue elegida por unos amigos como "el comentario más ácido de la Navidad 2008".

Otra vez, viendo los informativos.

  • Locutora: Más de un millón de católicos, venidos de toda España, con la obispa Rouca VaLela a la cabeza, se dan cita en Madrid para afirmar su amor por Krishto y denunciar el ataque a las familias.
  • MamáShepperdsen: ¡madre mía, qué valor, la que montarían ahí si pusieran una bomba!
  • Shepperdsen: ¡coño mamá, en eso mismo estaba pensando yo!.

Vale, no, no lo dije, de nuevo no lo dije, volví a tragarme la bilis y, como consecuencia, la cena de Nochevieja también me sentó mal y después de las uvas no me pude tomar ni una copica. Ale, a darle la bienvenida al 2009 sobrio y sin sexo.

Pero no todo ha sido tan malo en estas Navidades. De nuevo reencontrarme con amigos a los que echaba de menos muchísimo, con recién llegados que se adelantaron a las previsiones, con un Sr.Skyzos que cada vez que lo veo está más guapo, coñe. Y muchas más cosas que se quedaron en el tintero. Eso sí, el año que viene, espero estar ya en casa en Navidad.

Hipotecado o de alquiler, no lo sé, pero en casa.

20 atrevidos comentarios:

David dijo...

Que bordesico que eres coñe.

No cuentas na de comer con los suegros con Sr.Skyzos trabajando jijijiji

Por cierto, anda que estaba bueno ese día el Sr, creo que vi su parte mas machurrona cuando arrojo la caja (o era un palet?) al suelo.

Sr_Skyzos dijo...

En el trabajo soy así. Un hombre de pelo en pecho.

Lo de comer sólo con los suegros lo tiene que haber formateado del disco duro.

Shepperdsen dijo...

* Dear Gecko, de bordesico ná, que me han dibujado así. Me parece muy bien que viérais al Sr.Skyzos en ese estado en el trabajo pa que entendáis lo difícil que es darle apoyo moral cuando sale del trabajo.

* Dear Sr.Skyzos, es que las comidas de navidad con mis padre son lo peor, mucho peor que tratar con los suegros. El año que viene ¿se viene conmigo? Además, mientras mi suegro nos lleve a comer a esos sitios, yo no tengo problema en comer con ellos.

Arwen dijo...

Pues cuánto siento esas navidades tan poco navideñas. Lo que tienen las familias es que no se eligen, y, claro, luego resulta que uno, sin quererlo, es una oveja negra sin ser tal...
En cualquier caso, espero que de verdad este año ya estés en casa en Navidad y no te roben los regalitos en los aeropuertos...
Ah, y feliz año!

David dijo...

joder, osea, tus padres peor que con los suegros, ¿y crees que Skyzos va a sobrevir a tus padres que son sus suegros además?

Lo mismo es un tratamiento de choque que flipas o lo mismo se queda pa toa la vida con la babilla colgando y la mirada perdida.

Shepperdsen dijo...

Dear Arwen, felíz año también a tí. Bueno, en este post se me ha ido un poco la pinza, mi familia no es tan mala... Pero eso sí, lo de las reuniones familiares se nos da muy mal, muy mal. Mi madre, que no sabe relajarse y divertirse (a ella la dibujaron así), y a mí, que se me hincha la vena roja-bolchevique y les aguanto la mínima. La fama de oveja negra me la gano a pulso con mis comentarios...

* Dear David, así entre tú y yo, eso no se lo deseo ni a mi peor enemigo... Jejeje, pero es una prueba que tenemos que pasar todos. Mis suegros son cool.

Arwen dijo...

No te preocupes, no pensé que tu familia sea tan mala, cuando yo hablo de la mía mis amigos piensan que es lo peor y no es así, solo que me ocurre un poco como a ti, me pongo de los nervios. Pero ya hemos aprendido a reunirnos y ahora se nos da mucho mejor que antes :D Y lo disfrutamos.

Sufur dijo...

¿Que los Reyes son los padreeeees?

Ya me has roto todas las ilusiones, hombre :-P

Una vez más, te entiendo: a mí me pasa algo parecido, pero con los comentarios fachotes por parte de padre. Y mi madre intentando traer paz y amor al núcleo familiar cantando villancicos, la pobre. Da gloria cuando se acaban las fiestas, aunque haya que volver al curro...

Peritoni dijo...

Joer, tu madre, vaya ideas (¿buenas?) que se le ocurren...

Ánimo! que ya vamos cuesta abajo!

Shepperdsen dijo...

* Dear Arwen, la verdad es que la mía había llevado un par de años buenos, y esta última navidad parece como si hubiéramos retrocedido cinco años. Talmente.

* Dear Sufur, las comidas familiares no serían lo mismo sin esas referencias al "ZP está rompiendo España", "la familia está siendo atacada" o que "los socialistas se están enriqueciendo a nuestra costa".

* Dear Peri, es que mi madre es una figura, a sus 70 y tal años. De todos modos, me da a mí que ella tenía una idea distinta a la mía...

Negro-villancico dijo...

Feliz año joven. Llevo un ratico descojonao en el trabajo (los compañeros me miran como si estuviera grillao)leyendo su post.

Yo pasé la nochebuena como los gitanos: haciendo la cena en una plancha en medio de la huerta fuera de la casa de mi prima y con la música flamenco-navideña a tó meter. Mi abuela sin enterarse de ná, mi primo pequeño dándome patás en la espinilla. Menos mal que estaba conmigo la Santa que me aguanta.

MEG dijo...

Mi resumen navideño aún no ha sido publicado, pero lo haré hoy o mañana o pasado...

Y sí, todos tenemos familiares a los que sería mejor callar para siempre.

P.D: Verificación de la palabra: TABLA

gloRia dijo...

bonico!! gracias por la suerte... espero q pasaras unas buenas y merecidas vacaciones... un beso

Shepperdsen dijo...

* Dear Negro, eso digo yo, que a ver si pal año que viene puedo tener al lao a uno que yo me sé para que me detenga cuando tenga ganas de cometer una barbaridad... ¡Felíz año!

* Dear Meg, mira, para siempre no, pero mientras esté yo delante... no digo que no. Que hay veces que parece que vayan a chinchar.

* Dear Gloria, gracias, mil besos!

el escriba dijo...

Vaya risas me he pegao con el comentario de tu madre sobre la bomba en Colón, no sé cómo pudiste callarte ante semejante buena idea.

Lo malo de ser hijo de un andaluz es aguantar su mala follá y sornasininmutarse que puede aparecer en cualquier comida del año.

Shepperdsen dijo...

Dear Escriba, jejeje. Me alegro. La verdad es que un día de estos voy a perder la lengua de mordérmela en casa de mis padres. Y encima la culpa es de ellos que me lo ponen en bandeja!
A los padres hay que quererlos o aguantarlos por decreto, así que, cada con el suyo tiene bastante.

MM de planetamurciano.tk dijo...

El piercing en su pezón cambia mucho la concepción ke me había hecho de usted, oiga!

Shepperdsen dijo...

Bueno, ha sido una nueva adquisición. De echo, aún está en fase de pruebas y con el cemento fresco.
¿Qué coño de concepción se había hecho usted de mí? ¡También soy un poco quinqui/kinky!

Nils dijo...

Si ellos no se cortan, no entiendo que tú tengas que hacerlo.

Shepperdsen dijo...

* Dear Nils, la concordia familiar es más inestable que la paz en oriente medio. Además, que tu madre te eche en cara que eres un mal hijo el día de Nochebuena está muy feo. Mejor tener las fiestas en paz.