miércoles, 13 de junio de 2007

El orgullo de ser lisboeta (o mi primera "entremeada"

Hoy es Santo Antonio, patrón de Lisboa, así que hoy es fiesta allí, pero no en Oeiras, donde trabajo, a pesar de lo cual hoy no ha venido a trabajar ni Ángel Christo. Ayer los portugueses del laboratorio (bueno, más bien las portuguesas) me llevaron de fiesta al centro. La ciudad se viste con toda su lujuria (:P) y todo el mundo sale en tropel para hacer esas cosas tan típicas de este país, como son comer montaditos de lomo (aquí se llaman bifanas) y beber sangría (que aquí se llama sangría). La carne y las sardinhas se asan en la calle, y el espectáculo es realmente digno de ver, algo así como un bando de la huerta luso. Además, hace unas semanas me encontré en un talho (carnecería) cerca de mi casa con este cartel:


Ni que decir tiene la cara de parvo que se me quedó. Un poema. Ayer al fin me enteré de qué es. Viene a ser carne con vetas de grasa, vamos, algo así como el tocino de toda la vida.


Siguiendo con las cosas típicas, Santo Antonio tiene fama de ser el Santo más casamentero. Las y los jóvenes en edad de merecer peregrinan hasta las imágenes del Santo (cerca de la Alfama encontramos una) para tirarle monedas. La tradición dice que aquell@s que acierten a darle al libro que lleva en la mano se llevarán el gato (en este caso al marido) al agua. Además, los chicos deben comprar un mangerico (que es una planta aromática) en un tiesto pequeño y regalárselo a la novia. La plantita lleva una banderilla con una poesía (quadra) popular. Mucho ojo, porque el mangerico no se huele directamente, sino que se toca con la palma de la mano y se huele ésta. No entendí muy bien el momento en el que las chicas del laboratorio empezaron a decir "Shepperdsen va a apanhar un marido" y a reirse...
Nota para el Sr. Skyzos: Yo lo intenté por dos veces, pero no había cojones a darle al p*to libro, así que el año que viene lo volvemos a intentar, ¿oks? Usted vaya guardando las monedicas pequeñas en una hucha.
Lo mejor fue cuando nos encontramos en una zona que estaban poniendo el "ObíObá, cada día yo te quiero má" y empezaron a partirse el culo diciéndome que estaba viendo todo lo típico de Portugal en una noche. Además del pachangueo de siempre, hay verbena popular, con una Donha Isabel cantando canciones de toda la vida de Dior a un ritmo parecido al pasodoble. La gente se mea en las esquinas y de vez en cuando se ven potas y peleas. Total, que como en cualquier otra fiesta popular, se bebe, se come, se fuma y se baila.
También dicen que se f*lla, pero supongo que para eso no será necesario tirarle monedas al santo...

7 atrevidos comentarios:

Peibols dijo...

De todo lo tradicional que cuentas me ha impactado el termino luso sangria.... como se pronuncia?

Todo lo demás mola mil

la nena dijo...

Que es exactamente "edad de merecer"?
Según mi abuela, yo ya me he quedado para vestir santos... Quizás en Portugal sea un poco mas?
Y los chicuelos lusos no tienen mangerico de fábrica????

Shepperdsen dijo...

* Dear Peibols, la sangría se pronuncia /san'gria/ pero como más pa dentro, como todo lo luso. Ejem, ¡me refiero a la pronunciaçao!

* Dear LaNena, la edad de merecer es desde que tienes la primera regla (ellas) o te haces la primera gaYola (ellos), hasta que apanhas un novio. Ni más ni menos. Y las abuelas no se quedarán tranquilas hasta que no vean a sus nietas con el velo. Sus nietos si quieren se pueden dedicar a ser unos puteros. Así lo aprendí yo.
El mangerico que venden a mí me recordaba a las rosas de los chinos, que vamos, que aunque la cosa ya está comercializada, no sé si se podrá comprar en el carrefúl.

Sr_Skyzos dijo...

Ejem...

Tú no le tires ni monedicas ni trastos al desarmarizable yogurín que me has contado...

Y como te vea el finde que viene con una maceta mustia y un papelillo colgando de ella, me muero.

Pd: En vez de tirarle monedas a un trozo de resina policromada, guárdatelas para el piso...

Shepperdsen dijo...

* Dear Sr.Skyzos, las monedicas que tiré eran de las de cobre (1-2 cents), ¡¡que no está la cosa pa tirar las gordas de 2 Euros!! La maceta no la compré, pero no descarto llevarle algún presente en mi próximo viaje. Ejem. Y al yogurín desarmarizable daban ganas de empujarlo a salir del armario, cuyas puertas aporreaba insistentemente, y no sé si sólo con las manos.
Shepperdsen dixit.

MM de planetamurciano.tk dijo...

Siendo un gran fan de todo lo portugues y los portugueses, lo único ke no les perdono es la puta manía de asar las sardinas en la calle; juro ke vine con tal trauma ke ahora cuando huelo el pestazo a sardinazas, aunke sea a miles de kilómetros, es ke me pongo malo pa morirme.

Shepperdsen dijo...

* Dear MM, pero cómo no reconoce usted el glamour sardinero lisboeta. Con lo que molan las barbacoas en las esquinas y los puestos de latas de CocaCola en los portales de las casas. Por cierto, que yo nunca he sido muy de pescao, pero que si mi maere me viera comérmelo como me lo como aquí, se moría de la impresión.
Absténganse de bromas, obrigado.